Sony QX1 y QX30: los accesorios fotográficos se ponen muy serios

650_1000_dsc-qx30_adp-fsk1_ww_btl_ooh_web_02_expaug31_2015-1

Sin el poder mediático de los smartphones, para mi uno de los productos de esta feria IFA 2014 va a ser el nuevo QX1, evolución de la idea que Sony nos propuso el año pasado como convergencia seria entre fotografía y móvil.

El QX1, que es un sensor APS-C al que podemos acoplar lentes con montura E, llega acompañado de un Sony QX30, en este caso todo integrado y que proporciona al smartphone básicamente un zoom óptico de 30 aumentos.

Sony QX1: una auténtica compacta sin espejo para acoplar a tu smartphone

La aventura de Sony con sus accesorios QX estaba clara hasta el año pasado: un sensor y lente de calidad, con zoom y que se acoplaba al smartphone (o no) para tomar fotos con él. Pero este año han avanzado de forma tremenda con su nuevo Sony QX1.

Este accesorio ya no incluye en el mismo elemento la lente y el sensor, sino que los deja por separado. El accesorio principal es un sensor de tamaño APS-C, como las compactas avanzadas y de calidad. Su resolución es de 20 megapíxeles e incluye la potencia del procesador Bionz X.

Esta parte del accesorio incluye un flash integrado y mucho de lo que encontramos en una cámara sin espejo avanzada, como sensibilidad hasta 16.000 ISO o el enfoque por contraste.

QX1 de Sony

A ese sensor podremos incorporar cualquier objetivo/lente con montura E, las que usan las sin espejo de la compañía nipona. Cuando decimos que podemos convertir el smartphone en la cámara más completa no bromeamos. Fijaos si no en la siguiente imagen:

dsc_0031.jpgSí, todo esto puede ser la cámara de tu smartphone

Esto va a venir muy bien a aquellos aficionados que dispongan ya de un buen arsenal de objetivos con esta montura, que ahora podrán usarlos como quien dice con su smartphone. Y seguro que se alegarán de saber que las instantáneas se pueden grabar en formato RAW. Pero ojo, si no compramos un objetivo para colocar al sensor, no podremos usarlo.

Sony QX1

La autonomía de este QX1 es de unos 440 disparos, muy positivo, y la grabación de vídeo la puede realizar con calidad 1080p. Viene con conectividad NFC y WiFi, imprescindible ya que se conectará de forma inalámbrica a nuestro smartphone.

Este accesorio se venderá de serie con un adaptador para smartphone que permitirá moverlo como si de una compacta avanzada con pantalla abatible se tratara, lo que facilitará la toma de instantáneas desde ángulos complejos o selfies sin que haya que separar QX1 del smartphone. Eso sí, solo el accesorio ya pesa más de 200 gramos, a lo que hay que sumar el peso de la lente. Tenlo en cuenta.

El precio de este QX1 es de 300 euros.

Sony QX30, mejorando la propuesta de zoom para el smartphone

Ya con el formato tradicional de sensor más objetivo todo en uno tenemos el nuevo Sony QX30. Al igual que los modelos del año pasado, aquí la apuesta es más directa.

El QX30 mantiene un sensor más discreto, concretamente uno con tamaño de 1/2.3 pulgadas y resolución de 20 megapíxeles, justo como el del Xperia Z3, por lo que su interés va en el zoom, que es de 30 aumentos, aunque de forma artificial podemos ampliarlo hasta los 60 aumentos.

Sony QX30

Este QX30 incluye el procesador Bionz X así como la estabilización óptica SteadyShot. La grabación de vídeo puede ser hasta 1080p y 60 fps, y algo también interesante: una ráfaga de hasta 10 fps. En cuanto al formato de las imágenes, no hay opción de disparo en RAW.

Por cierto, a la versión en color negro hay que añadir este año más opciones para que vayan a juego con los Xperia: rosa, blanco y hasta dorado.

Fuente: http://www.xataka.com/

Anuncios